Armando.info: El gol de oro de un amigo de Maradona en Venezuela

Roberto Deniz
Armando.Info

Recomendado por el siempre irreverente exfutbolista argentino e hincha incondicional de la revolución bolivariana, un empresario italiano, Valerio Antonini, emerge como el principal comercializador de materia prima agrícola para el Gobierno de Nicolás Maduro. En apenas dos años obtuvo una veintena de contratos para la venta de cereales y el manejo de los silos del principal puerto venezolano. El negocio hasta ahora podría superar los mil millones de dólares y para pagarlo Caracas envió una tonelada de oro a Italia.

El 17 de mayo de 2018 Diego Armando Maradona volvió a ser la estrella, aunque no en un campo de fútbol. Fue en Caracas, en la misma tarima en la que Nicolás Maduro cerró su campaña para la cuestionada elección presidencial del 20 de mayo, que finalmente ganó sin participación opositora. El otrora astro del deporte saltó, bailó, cantó y ondeó una enorme bandera de Venezuela en señal, una vez más, de respaldo a la autodenominada Revolución Bolivariana.

Aunque simultáneamente podía estar celebrando otra alegría.

Es que ya para entonces su amigo, el empresario italiano Valerio Antonini, se había consagrado como uno de los grandes brokers o comercializadores de materia prima agrícola en granel para el Gobierno de Maduro. Y eso que todavía faltaba el premio mayor: meses después del mitin político de la céntrica avenida Bolívar de Caracas, Antonini, el amigo de Maradona, se hizo con un contrato con la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) para el manejo de los silos cerealeros en Puerto Cabello, el principal puerto del país.

Documentos obtenidos para este reportaje revelan que entre 2017 y 2019, cuando la economía venezolana iba en caída libre, la empresa italiana Casillo Commodities Italia Spa, precisamente de la mano de Valerio Antonini, empezó una verdadera racha goleadora. En ese periodo logró unos 20 contratos que superan los 1.000 millones de dólares para el suministro de maíz blanco, trigo o aceite de soya, entre otros commodities.

El volumen del negocio ha sido tal que a finales de abril el Gobierno de Maduro envió a Roma una tonelada de oro como pago a la compañía italiana, según reseñó el pasado 7 de mayo el diario italiano La Veritá. Se trata de una práctica cada vez más común de una administración asfixiada por el desplome de los ingresos petroleros y, más recientemente, por las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos: lingotes de oro de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) a cambio de alimentos vendidos por proveedores amigos.

De los nexos a tres bandas entre el empresario italiano, el ex futbolista argentino y la jerarquía bolivariana en Caracas hay varios testimonios. Uno de los más rotundos quedó impreso en la dedicatoria que hizo Diego Maradona de su más reciente libro, publicado hace tres años y en el que relata su experiencia victoriosa en la Copa Mundial de México en 1986, el evento que lo encumbró a lo más alto del fútbol mundial. “A Maduro”,  “A Valerio Antonini”, se lee en una extensa dedicatoria en la que también hay referencias “A la memoria de Chávez”, Fidel y Raúl Castro, o Cristina Kirchner, entre algunas figuras políticas, además de familiares y otras amistades.

Pero los nombres de Maduro, Maradona y Antonini terminarán confluyendo también en los negocios, justo cuando se cumplen 33 años de aquella gloria obtenida en las canchas mexicanas y 25 de su vertiginosa caída, tras ser expulsado por dopaje De la Copa Mundial de Estados Unidos en 1994, mientras se proclama “soldado de Nicolás (Maduro)» y hace de embajador del chavismo en Dubai o México, países en los que ha trabajado como entrenador recientemente.

El 15 de noviembre de 2018, seis meses después de aquella polémica aparición electoral de Maradona en pleno centro de Caracas, Valerio Antonini, a nombre de Casillo Commodities Italia Spa, selló un acuerdo con la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos). “Muchas gracias al presidente por permitirme firmar esta alianza estratégica y estamos ciertos a poder lograr el resultado que el presidente Maduro nos pidió”, expresó Antonini en un video publicado en Twitter por Reinaldo Castañeda, vicealmirante  y presidente de Bolipuertos.

“Gracias Valerio, gracias por esta alianza con el Grupo Casillo y Bolivariana de Puertos para retomar el trabajo en los silos de Puerto Cabello”, respondió el funcionario a un Antonini bronceado y en ropa deportiva. En su camino hasta allí el empresario italiano, quien también es agente FIFA de futbolistas y estudió ingeniería electrónica en Roma, no ha parado de pregonar su amistad con el autor de la famosa “mano de Dios” y comentarista de los mundiales de fútbol para el canal estatal Telesur.

Tanto en redes sociales como en la página web de su empresa Anton Commodities, registrada en Suiza, sobran las referencias a una relación que trasciende lo afectuoso. “Desde abril de 2013 y gracias a nuestra sociedad con Diego (Maradona), comenzamos a vender diferentes tipos de granos a las repúblicas de Cuba y Venezuela”, refería hasta hace poco el site electrónico de Anton Commodities, ahora inactivo. Según eso, se trata de unos lazos de al menos diez años. En su perfil de Linkedin el empresario insistía en el mensaje: “establecimiento de negocios para la agencia gubernamental cubana y venezolana, Alimport y Corporación Casa a través de una relación de amistad y negocios con la estrella del fútbol y leyenda Diego Armando Maradona”. Ese extracto fue eliminado de su perfil profesional.

Lea el reportaje completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *