Impuesto al combustible desagrada a panameños

Como un impertinente «regalo» ven panameños el impuesto que les dejará el presidente saliente Juan Carlos Varela antes de marcharse, por el que deberán pagar 20 centavos de dólar por cada litro de gasolina expendido en la calle, cuyo supuesto destino será el aumento a pensionados y jubilados.

Produce enojo en los ciudadanos que no se haya consultado a la población antes de aprobar el impuesto y que el dinero no salga de un tributo aplicado al consumo de bebidas alcohólicas, de la reducción de escoltas a funcionarios o de políticas de austeridad. Algunos panameños preguntan: ¿De dónde sale el dinero para una fiesta de despedida de Varela y si será de Ron Abuelo, Seco Herrerano o Hermanos Varela, empresas y productos de la familia Varela?

Algunos lo perciben como uno más de los abusos por los que más tarde pudiera juzgarse a Varela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *